Ya entendí. #PerúPaísdeVioladores

Publicado: 27/10/2017

Cuando uno mete la pata debe disculparse.
Cuando uno mete la pata públicamente, debe disculparse públicamente.

 

LOS HECHOS.

La madrugada del miércoles, ante las múltiples reacciones que ya había tenido el hashtag #PerúPaísdeVioladores, publiqué mi opinión al respecto. En 3 tuits seguidos expliqué porqué no me gustaba.

Inmediatamente empecé a recibir durísimas respuestas y todo tipo de insultos.

La verdad es que no entendía por qué una simple opinión respecto a una frase, expresada de lo más educadamente, podía resultarles taaaan graaaave. Lo que escribí era exactamente lo mismo que le hubiera dicho a cualquier redactor que me hubiera propuesto un slogan similar: que era una frase cargada de negatividad, que debería buscar una alternativa mejor, una idea diferente que lograra unir a la gente en lugar de dividirla. 

“Están hipersensibles con el tema. Ya se les pasará.” -pensé.

Decidí que lo mejor era no contestar ninguno de los agravios. Además -francamente- no lo iba a hacer porque era imposible: eran demasiados (fueron tantos que en cierto momento del día fui Trending Topic!) y yo estaba con demasiado trabajo como para multiplicar cada respuesta por una andanada de contra-ataques. 

“Ya se les pasará… El fin de semana algún otro tema se hará más importante y se olvidarán” -cerré el capítulo.

O al menos eso pensaba.

 

LA EPIFANÍA.

Anoche, llegué a casa después de las 10PM,  luego de un evento de trabajo. Estaba molido y lo único que quería era desplomarme en mi cama.

Pero… mi hija Marina tenía otros planes.

Me dio el alcance y me dijo que había estado leyendo los tuits y que ella pensaba que los ataques eran justificados y que yo había cometido un error.

“¡Dios mío! ¿En serio? ¿A esta hora?”- me lamenté.

La verdad es que me decepcionó un poquito, pero no me sorprendió en lo más mínimo. Marina es una estudiante de Artes con opiniones muy firmes respecto a estos temas sociales. Más de una vez hemos tenido posiciones diametralmente opuestas en estos temas. Por la forma en que empezó, yo estaba seguro de que esta iba a ser una de esas largas discusiones. Y no me equivoqué.

Lo que siguió fue un amplio debate en el que ella me repetía básicamente las mismas cosas que había leído en los tuits: que no se trataba de publicidad, que había sido insensible, que yo no entendía porque no era mujer y no vivía lo que las mujeres vivían, etc, etc.

Por mi lado yo me defendía de cada punto con mis argumentos profesionales: que era un pésimo slogan, que sólo había dado mi opinión y que seguía pensando igual, que sin ser mujer yo había hecho exitosos comerciales para toallas higiénicas, que podía entender lo que sentían y que de hecho estaba completamente a favor de ellas, etc, etc…

Ya se imaginan: una discusión muy tensa e intensa. Ninguno daba su brazo a torcer y yo ya veía que ésta iba a ser otro de esos rounds ideológicos en los que simplemente terminamos en completo desacuerdo.

Ya estaba listo para darle un cierre al asunto cuando Marina me dijo: “No es un slogan, papá! ¡Es un grito! Están gritando “¡Nos están violando!” Y cuando alguien grita y pide auxilio, tú no tienes que ponerte a evaluar la forma en que esa persona gritó. Tú tienes que responder a ese grito y hacer algo para ayudar!”

Yo estaba sentado en las escaleras. Felizmente! Porque fue como si Marina hubiera dado un salto con doble giro y me hubiera acertado una patada voladora invertida directo en la cabeza.

Sentí un ¡POM! en el cerebro.

Y entendí.

Recién en ese momento, entendí.

 

MIS DISCULPAS Y COMPROMISO. 

#PerúPaísdeVioladores es un grito, el grito de cientos de miles de mujeres peruanas que todos los días se ven violadas en las más distintas formas. Incluso cuando no se concrete una penetración. Nuestras mujeres son violadas cuando se les agarra el poto en el micro, cuando se les agarra las tetas en la calle, cuando las silban o les dicen “piropos galantes” o frases vulgares.

#PerúPaísdeVioladores es un grito que sale de las bocas de nuestras madres, hermanas, esposas e hijas porque no se les respeta como personas y como iguales. No es un grito sólo contra los que consuman la penetración, sino contra una sociedad que las viola diariamente, en todos los sentidos en los que una persona puede ser violada.

#PerúPaísdeVioladores no es pues un slogan. Y ahí está -en parte- mi error. Los hashtags muchas veces pueden ser slogans o punch-lines, pero también pueden ser denuncias o pedidos de auxilio, como en este caso.

 

Fui realmente insensible al escuchar un grito como este, un doloroso y desesperado pedido de auxilio, y ponerme a evaluar si lo que estaban gritando las víctimas estaba bien dicho o mal dicho. Por mi insensibilidad y desatino les ofrezco mis sinceras disculpas a todas las mujeres. 

 

Ensimismado en mi trabajo del día a día, no tuve la lucidez necesaria para detenerme y darme cuenta de que estábamos hablando de un tema muchísimo más importante que el Marketing y la Publicidad, más grave que cualquier campaña, cualquier o cualquier marca, un drama dolorosamente real que no necesita de evaluaciones, opiniones o focus groups, sino -únicamente- nuestra solidaridad, compromiso y acción.

Lo peor de todo, es que #PerúPaísdeVioladores es el grito de una lucha con la que siempre me he sentido comprometido: como hijo, como hermano, como ex-esposo, como enamorado, como tío, como primo, como amigo, como compañero de trabajo y -por supuesto- como padre y ahora flamante abuelo de valiosas, admirables, inteligentes y valientes mujeres. 

Mujeres bravas y apasionadas como Marina, que a sus 25 se toma en serio el duro trabajo de educar a su papá de 55.

Gracias Marina: he escuchado el grito y créeme que saldré en respuesta a él en todas las maneras que pueda.

Porque ya entendí.

Mis disculpas, nuevamente.

#PerúPaísdeVioladores
#NiUnaMenos

57 Comentarios en "Ya entendí. #PerúPaísdeVioladores"

  1. Reply

    Marina sabe……

  2. Reply

    “Errar es humano, pero perseverar en el error es diabólico”. Capo Robby.

  3. Reply
    Francisco Florez dice: 28/10/2017 a las 5:24 AM

    Yo sigo estando deacuerdo con tu primera opinión. En tal caso el HT podría ser #NosEstanViolando. Lo importante es que el mensaje se divulgue y que lo digas bien o mal, igual apoyes la causa.
    Debe ser lindo esos debates padre- hij@. Ya pronto lo sabré.

    • Reply

      No entendiste nada…

    • Reply

      Así es Francisco:
      Lo importante en este caso es el mensaje. Y que desde nuestras trincheras hagamos algo al respecto para que, ojalá algún día, lo más pronto posible, la fase sea completamente innecesaria.
      Y prepárate para esos debates… porque esta generación viene brava! :)
      Gracias.

    • Reply

      Nos estan violando en el Perú … por eso … #PerúPaísdeVioladores

  4. Reply

    Gracias Marina!

  5. Reply
    Maria Grazia Gonzales Polar dice: 28/10/2017 a las 8:04 AM

    Querido Robby, gracias por tu honestidad y transparencia. Yo no comenté el HT ni siquiera lo profundice porque lo asumí como el resultado de la realidad, la percepción social y la mediatización internacional de la vergüenza que está pasando en el Perú.
    Pero tu hija con el término “grito” también apretó otro botón de alarma en mi, pues así como tú, que eres un ser humano, un padre y ahora abuelo bueno y correcto, no viste el trasfondo de alarma desesperada del HT, y hoy ya lo ves y defiendes, ¿ te imaginas qué pasará en la mente el resto de personas hombres (principalmente por los hechos) y mujeres que tienen problemas sociales, culturales, emocionales y que aún no comprenden la situación gravísima?
    Es mi percepción que después de la marcha Ni Una Menos, la violencia se ha incrementado, claro que también mediatizado pero siento como que los abusadores, pegalones, los violadores y los que denigran emocionalmente a las mujeres, están furiosos porque están siendo desenmascarados, porque están saliendo de su oscuridad y cobardía y están siendo enfrentados.
    Todavía mucha gente No La Ve, todavía muchos hombres en su interior sienten un odio profundo por la mujer y hasta ayer vi un hijo que golpeaba y arrastraba a su madre alcoholizada por la calle.
    Robby me sumo a la causa.
    Podemos hacer una campaña fortísima, todos los comunicadores, marketeros, periodistas que con creatividad y fuerza diseñemos y difundamos, para mí, debe ser orientada al hombre abusivo para sensibilizarlo y no enfurecerlo pues deben irse presos pero parece que no les interesa. Algo debe cambiar desde adentro. Justicia + transformación.
    Un abrazo grande.
    Maria Grazia

    • Reply

      Gracias Maria Grazia.
      Dan ganas de hacer algo, no? Ojalá que podamos.
      Yo andaba pensando que hay un target más grande y poderoso: los hombres de bien.
      Sé que soy insoportablemente optimista, pero estoy seguro que los peruanos buenos superan a los malos 99 a 1.
      Si los activas y los sumas al trabajo que ya vienen haciendo las mujeres, estoy seguro que algo grande puede resultar.
      Un abrazo, 
      Robby!

      • Reply

        Los peruanos buenos superan a los malos?, si eso fuera cierto no estaríamos hablando de este problema; o express mejor tus ideas.

  6. Reply
    Vilarmina dice: 28/10/2017 a las 9:25 AM

    Gracias Mariana. Y graciasppr ser una voz masculina que se suma al esfuerzos de hacer un mejor pais para todos. #Perupaisdevioladores

  7. Reply

    Genial…el otro tema por el cual el HT es válido es que si bien no debe llegar a 1% la cantidad de violadores yo creo q si hay un 70% (hombres y mujeres) que fuimos s para culpar a la mujer. “¿De que largo era su falda, con quién salió, que hora era?? Por qué no gritó?” Sin reparar que la mayor parte de violaciones y abusos se dan en ambitos muy cercanos, a veces familiares, amigos y que basta estar en un paradero a las 3 pm con tu buzo de colegio para ser hostigada. Que somos una sociedad que está acostumbrada en excarbar en el curriculum de las victimas y que incluso madres son capaces de ocultar los hechos por “el que dirán”, la verguenza o incluso para proteger al victimario “es mi pareja/ es un chico joven no hay q fregarle el futuro”

    • Reply

      Tal vez, pero ahora intenta plantear alguna alternativa de solución.
      Si puedes claro.

      • Reply

        Tú qué solución planteas Christian?

        • Reply

          Enfocar los esfuerzos para ampliar la edad de iniciación sexual, no por los años si no por la madurez que implica y eso va de la mano con una revision y correcion del contenido de los medios; en general se debe incluir a la mujer en todos los escenarios con su aporte intelectual no solo estético; eso a grandes rasgos; en lo puntual se puede empezar con una lista de los depredadores que no solo las autoridades puedan consultar, se debe cambiar el enfoque y desarrollo todos los escenarios que impliquen una desventaja para la mujer, (no solo las violaciones son un problema, también lo son los juicios de alimentos); pero si quieren en camino corto, solo tienen que revisar a las sociedades con el menor numero de estos crímenes y veran que el contenido de los medios y el tratamiento al projimo es muy diferente.
          Y claro, realizar un estudio a conciencia de victimarios y victimas, ya que ambos dan señales.
          Enfocar este problema solo dentro un marco sexual, penal o educativo no lo solucionara, hay varias ideas mas pero igual se debe discutir y desarrollar.

    • Reply

      Gracias Mechis.
      Desde que publiqué este post no hago más que aprender sobre las múltiples y distintas formas en la que las mujeres son violadas diariamente.
      Un amigo me acaba de escribir: “Solucionar este problema es un asunto de hombres”. Y creo que tiene razón. El problema somos nosotros. Tenemos que ser la solución también.

  8. Reply

    Colgarnos la etiqueta #Perupaisdevioladores sigue siendo un insulto, una etiqueta que muestra la incapacidad e incompetencia que como sociedad hemos alcanzado y participa de manera mínima en un enfoque que permita desarrollar una solución; por el contrario creo que incluso la sitúa más lejos, pero si en realidad piensas que somos un país de violadores al menos hazte la pregunta de cómo los padres y las madres educan violadores, como es que los jueces y juezas sueltan o no juzgan a los violadores, como es que en el congreso, con notable participación femenina (lo cual es irrelevante al final) no es capaz de generar un cambio, y el gobierno no se queda atrás; si te sorprende que en el último censo se registró un abuso, pues en los censos anteriores también sucedió (e incluso más), si te sorprende el número de denuncias por ese crimen, revisa el número de condenados por ese delito y sorprendete y decepcionate aún más; en lo personal desconfío de la publicidad en general porque ofrece una fantasía y al final te vende una mentira; piensas que Alemania o Francia son países de violadores? pues ellos nos llevan una gran ventaja en este delito, tal vez esto decepcione como la marcha de ni una menos que pasó frente a los prostíbulos del centro de lima y ni si quiera les dejo un volante.
    Los medios de comunicación parecen más parte del problema que de la solución, claro que para ellos siempre será rentable.

    Como fabricamos víctimas?

    Al final algunos salvajes usarán el #Perupaisdevioladores para gritarlo… con orgullo.

  9. Reply

    Gracias! Mi hijo de 10 años acaba de leer tu post y, como tú, ya entendió que él tambien tiene un rol en esta lucha.

  10. Reply
    juan pino andonayre dice: 28/10/2017 a las 2:49 PM

    Si en tu país de las maravillas cees q un grito según la iluminada de tu hija va a siquiera evitar una agresión de parte de un agresor sigue leyendo q carroll pero dejame decirte q cientos de mujeres gritan a diario en las comisarias y nadie les hace caso .así q mejor es utilizar las redes para exigirle a su presidente de lujo q sancione Alos comisarios q no cumplen su trabajo .las mujeres agredidas y violadas no necesitan de símbolos y gritos ;ellas necesitan justicia

    • Reply
      Christian dice: 28/10/2017 a las 3:13 PM

      Un país carente de moral dudo que pueda repartir o ejercer justicia… con justicia; a mi juicio el problema es bastante más amplio y complejo, incluye delincuencia común, impunidad y el estado de la cosas tiende a agravarse; somos pusilánimes… hasta que alguien tome la justicia en sus manos y haga”justicia”,
      Habrá que revisar experiencias en otras latitudes y evaluar, si nuestra generación ya fracaso, dudo mucho que la generación que viene lo haga mejor.

      • Reply

        La solución en complejísima y dudo que sea fácil. No creo que este hashtag o cualquier otro solucionen el tema. No son parte de una campaña publicitaria. Pero así lo fueran, el tema tampoco se arregla con comunicaciones.
        Una amiga acaba de invitarme a un nuevo grupo para trabajar en el tema. Tendremos nuestra primera reunión el lunes. ya les contaré si sale algo.

    • Reply

      La forma en la que te refieres a mi hija por sólo haber sido citada en un artículo escrito por mi, me deja claro que tú eres más parte del problema que muchos.
      Denigrar e irrespetar sus opiniones es una forma más en la que los hombres violentamos a las mujeres en el día a día.

      • Reply

        Me parece increíble que justifiques un HT como #PeruPaisDeVioladores diciendo que se trata es de un “grito de desesperación” por parte de aquellos que quieren un cambio respecto a esta problemática. Tu defensa del HT no tiene ni pies ni cabeza. Das verguenza ajena.
        PD: Un HT de este tipo no soluciona el problema de fondo, y con los años que tienes deberías saberlo.

        • Reply

          Un hashtag es una frase y en este caso es un grito. Obviamente no es el inicio ni el fin del problema. Es un grito que busca que se empiece a hacer algo de manera sistémica. Una frase nunca es una solución. Eso es obvio. Su carácter brutal corresponde a la brutalidad del problema. Ya no sé cómo decirlo.

        • Reply

          #ningúnhashtagsolucionaesto
          #estonosearreglaconfrasecitas

  11. Reply

    Me hizo llorar tu post. Porque recorde lo q pase con mi hija de 5 años. La manosearon horrible. Pero, gracias a Dios, no hubo penetración. Le dieron 6 años de condena. Pero me indigna q con beneficios salga en la tercera parte. Me indigna q la familia y amigos de ese monstruo me hostiguen. Mi hijita y yo no provocamos nada. Él es un monstruo. Y la justicia no nos defiende. Le redujeron la condena a l mínimo sólo por decir q fue abusado de niño. De lo cual se burlaron luego del juicio, su padre, diciendo q era mentira. Por favor, se necesita.cambiar las leyes.

  12. Reply
    Pepe Moreno dice: 28/10/2017 a las 7:50 PM

    Muy buena Robby! Yo si escuché el grito, pero creo que es por vivir en Australia por muchos años, el contraste de ambas sociedades me ha abierto los ojos y las orejas.
    Tus hijas son lo máximo.
    Pepe

  13. Reply

    Excelente, Marina. Digna hija de un hombre inteligente. No encuentro mejor explicación al HT que he venido apoyando estos días. Efectivamente, es un grito de auxilio y a la vez de indignación. Felicitaciones. Lo comparto.

  14. Reply
    María Antonieta dice: 29/10/2017 a las 3:29 AM

    No vivo en Perú pero sigo de cerca lo que allí ocurre porque es mi país y me duele mucho la insensibilidad frente a las distintas formas de violencia contra niños, niñas y mujeres. He vivido en muchos lados y siempre -salvo ciudades peligrosas como por ejemplo el DF- sentí que era tan distinto para mí como mujer vivir en sociedades donde no me he sentido amenazada. Agradezco haber criado fuera a una hija y hoy sentirme dichosa que mi nieta no estará expuesta -o menos que en Perú- a las inseguridades, desigualdades y violencia por el simple hecho de ser mujer. Me entristece que mis amigas, familiares y mujeres en el país vivan con miedo. Gracias Robby por tu sincero y valiente testimonio. Ayudemos a buscar caminos para lograr cambios en el país!

    • Reply

      Gracias a ti Maria Antonieta.
      No soy especialista en el tema, para nada. Pero al leer tu comentario se me ocurre que parte de la solución pasa por que los peruanos veamos ejemplos del tipo de sociedad que queremos y que ya existe en otros lados. Visualización, que le dicen.

  15. Reply

    Gracias por este texto. Estoy seguro de que muchos estamos reflexionando a partir de él. Gracias!!!

  16. Reply

    Hola Robbie, soy tu sobrina Elisa. Solo paasaba por aquí para sumarme al abrazo colectivo. Debes estar muy orgulloso de Marina. A todas las que llevamos años siendo llamadas feminazis, exageradas y dramáticas estas cosas nos hacen sentir que tenemos aliados.

    • Reply

      Gracias Elisa! :)
      Tienen más aliados de los que creen. Pero a muchos aún nos falta aprender más del tema.
      En el fondo muchos estamos completamente a favor. Y creemos que actuamos bien. Pero no nos damos cuenta de algunas faltas. No por malos, sino porque simplemente no sabemos, no nos hemos sentado a pensar, o no nos han enseñado sobre el tema.
      Besote!

  17. Reply

    👏🏼 Uno más en esta lucha!
    Exacto! el HT es un grito, de la impotencia por todo lo que sucede, es el resultado de la FALTA de valores, educación, respeto y cariño de muchos padres, al educar a sus hijos.
    Todos nos hemos equivocado alguna vez con respecto a un tema. Lo importante es reflexionar y hacer algo al respecto.
    Y opino que crear campañas con HT positivos podría ayudar “en algo” al cambio.
    #PerúPaísDeVioladores
    #NiUnaMenos

    #YoRespetoALasMujeres

    • Reply

      Gracias Susana.
      Exacto. Los hashtag tienen un tiempo de vida. Después de un rato, se desvanecen.
      Más importante que #perupaísdevioladores es lo que vengas después de él. Lo que hagamos TODOS para cambiar nuestra sociedad. Camino largo y nada fácil.

  18. Reply
    Roni Heredia dice: 29/10/2017 a las 10:55 AM

    Te aplaudo Robby y honro la lucidez y sensibilidad de Marina.

  19. Reply
    Paro Internacional de Mujeres dice: 29/10/2017 a las 4:30 PM

    Nos alegra saber que entendiste y esperamos que este mensaje sea de corazón. Dile a Marina que cuando escuche el grito de ayuda no deje de apoyar y que en caso sea ella la que alguna vez necesite gritar: aquí estaremos siempre para apoyarla y defenderla. Ni una menos somos todas.

    • Reply

      Lo es.
      No tenía necesidad de escribirlo. Ya esta semana nadie me hubiera atacado en las redes y el tema su habría olvidado.
      Pero de verdad que entendí un ángulo nuevo sobre el problema y me sentí obligado a compartirlo con otras personas.
      No esperé para nada una reacción como la que ha tenido. Van 10,000+ personas que han leído el artículo y sé que en algunas ha tenido el mismo efecto que en mi.
      Le paso el mensaje a Marina, y cuenten ustedes también conmigo.

  20. Reply
    Karina Herrera dice: 30/10/2017 a las 10:28 AM

    Que buen artículo Robby , celebró que Marina haya hecho que te des cuenta y que entiendas el problema, es una genia! Gracias a tu post , el cual leí en voz alta , Laca entendió también !

  21. Reply
    Aldo Ventura Ferrari dice: 03/11/2017 a las 11:52 AM

    Hola Robby. No te conozco, pero llegó a mí tu artículo, dado que publiqué uno que también intenta sumar sobre este tema, aunque con un enfoque complementario (lo puedes ver en https://michelromero.wordpress.com/2017/10/31/peru-pais-de y también en el facebook de René Gastelumendi).
    Celebro que el diálogo que tuviste con tu hija y todo el proceso de reflexión que llevó a escuchar fuerte y claro ese grito de denuncia que produjo el #perupaisdevioladores, y que no hace sino recoger el clamor de los hombres y mujeres que estamos hartos del abuso y los maltratos.
    Sin embargo, quisiera hacer una reflexión sobre el camino que nos va a llevar como sociedad a salir de este estado se cosas en el que nos encontramos. Los hombres como tú y como yo queremos que esta situación cambie y nos solidarizamos de la manera más comprometida posible, para luchar junto con nuestras mujeres, pero al leer sobre el proceso que pasaste para llegar adonde te encuentras ahora no me dejo de preguntarme si este es el mejor camino.
    Mira cómo fue que a un hombre de tu preparación y con el nivel de compromiso con los derechos de las mujeres que has comentado que posees le tomó más de una semana, además de una dolorosa y larga discusión con su hija, para llegar a entender el fondo del asunto, pues reaccionaste ante una frase que te alejó de la reflexión. ¿Qué podemos esperar masivamente de las personas a las que queremos influenciar (es decir, hombres de menos preparación y/o valores más débiles)?
    Entiendo que eres publicista y espero que comprendas el fondo de mi propuesta. Entiendo y comparto perfectamente la indignación que nos llevó a decir #perupaisdevioladores, pero pienso que ahora es momento de que busquemos juntos maneras de sumar a la mayor cantidad de personas y creo que para que eso ocurra el grito debe dar paso a la propuesta integradora.
    La prima de mi esposa nos mandó un artículo que salió un par de días después que el tuyo y me pareció interesante pues va en esa línea. Te lo comparto (http://time.com/4989046/megyn-kelly-we-need-men-as-allies/). También me han dicho idealista y esas cosas y no soy publicista, sino profesor, pero si lo tienes a bien me encantaría tomarme un café contigo y ver si algo podemos hacer juntos para ayudar a que nuestra sociedad logre más respeto, paz y amor. Un abrazo, Aldo.

    • Reply

      Hola Aldo.
      Gracias por tu comentario.
      Bienvenido ese café cuando quieras.

      • Reply
        Aldo Ventura Ferrari dice: 19/11/2017 a las 11:40 AM

        Gracias, Robby. Sería un placer poder conversar sobre estos temas. Entiendo que andas muy ocupado, como todos nosotros, pero siempre podemos darnos un ratito para cahralar. Cómo te paso mi fono en privado para ver si se puede concretar?
        Quizás por facebook?
        Saludos mundialistas, Aldo :)

  22. Reply
    Gabriel Ojeda dice: 04/11/2017 a las 9:33 AM

    Para que entendamos que el problema es mas complejo, que a lo que debemos tender es a encontrar una solucion real y no a ver quien tiene derecho o no a gritar, y que se esta politizando el tema. Ojala veamos objetivamente el siguiente video:
    https://youtu.be/HkvWcheMqjA

    • Reply

      Gracias Gabriel.
      Efectivamente, la sociedad tiene mil problemas y seguramente este responde a muchas causas. Pero me quedo con la frase de “No le pidas a Martin Luther King que no hable de segregación contra los negros, porque existe al mismo tiempo otro tipo de segregación.”

Deja tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos necesarios están marcados *