Tócame a los hijos…

Publicado: 11/06/2015

Uno de los insights más poderosos que existe -que duda cabe- es el amor por los hijos. Los padres somos capaces de todo por esos pequeños bichos que después de nueve meses llegan a nuestros brazos. Eso lo sabemos los publicistas y marketeros y es un recurso básico al que apelan miles de marcas en todo el mundo. Si alguien duda de la potencia de este insight, el mismo se está de poniendo en evidencia ahorita mismo en Ecuador.

Con el país al borde de la bancarrota por una caída de los precios del petróleo no presupuestada, el Presidente Rafael Correa está a la caza desesperada de dólares por dónde pueda encontrarlos. Impuestos, impuestos y más impuestos… a lo que se le pueda poner un impuesto nuevo, se lo clava. Hace unos meses que estuve por allá vi que -a punta de impuestos- una botella de Absolut ya costaba casi US$100. Plop! La justificación: “el pueblo no toma vodka”. Re-plop!

Impuesto a la Herencia.

Seguramente a algún millonario ecuatoriano le encontraron un cáncer terminal y el chisme le llegó a Correa… y entonces se le ocurrió la idea de aliviar su déficit chapando unos dólares extra mediante la invención de un nuevo impuesto a la herencia… de hasta 47.5%!!! Requete-plop con salto mortal hacia atrás! La justificación: “el pueblo no deja herencias”.

Y entonces pasó algo que Correa no había calculado: a la gente se le disparó ese insight que está impreso en nuestro reptiliano más profundo: tócame a los hijos y te mato.

 

 

La gente ha salido a las calles en Quito, Guayaquil y las principales ciudades del Ecuador. Vestidos de luto y llevando banderas negras, los papás y mamás ecuatorianos han salido a decir “hasta aquí nomás, con mis crías no te metas”.

Es muy interesante. El mismo Correa dice en su Twitter que “el 98% de los ecuatorianos jamás pagarán impuesto a herencia”, y quizás sea cierto. Pero lo que no está considerando el Mashi en sus cálculos es la fuerza del insight que viene programado de fábrica en nuestro ADN: puede que ese 98% no tenga ahora nada que dejarle a sus hijos, pero muy seguramente todos ellos tienen la esperanza de poder lograrlo, todos ellos tienen el sueño de poder acumular algo que legarle a sus pequeños.

Y es que los hijos son la motivación esencial y primaria por la que la mayoría de los humanos nos levantamos cada mañana para ir a trabajar, para proveerles desde sus pañales hasta su maestría, y lo que sobre al final de esta infinita hemorragia de cash, se los dejaremos también a ellos, en herencia. Así estamos programados. Así funcionamos.

Veremos qué pasa en los próximos días. Puede que no pase nada en Ecuador. Puede que la cosa quede en un par de protestas locas y que nada cambie, (Correa no parece ser de las personas que escucha y rectifica) pero la masa que hoy cubre la Av. de Los Shyris vestida de negro, y las banderas negras en los perfiles del Facebook de los ecuatorianos, pueden ser el inicio de un cambio. Porque a los habitantes de la mitad del mundo -como a cualquier persona- le puedes tocar el bolsillo varias veces, pero nunca le puedes tocar a los cachorros, ni una sola vez.

2 Comentarios en "Tócame a los hijos…"

  1. Cata Chiriboga dice: 16/06/2015 a las 1:03 PM

    Robby gracias por tu apoyo. El tema tocado desde el punto del isight – todo menos mi hija- es brillante. Ecuador ha aguantado por temor muchas medidas con las cuales no está de acuerdo, la ley mordaza de la comunicación, el retiro del aporte del Estado al Biess, los cambios en el consejo de la judicatura, las consultas inconstitucionales, la persecución a líderes políticos, la impunidad a su primo Pedro Delgado, la prohibición cultural, la prohibición de expendio de bebidas alcohólicas los domingos, las agotadoras sabatinas llenas de insultos e improperios, los impuestos desesperados, el fomento de odio entre clases, el apoyo al tragacheques, la falta de libertad….hemos aguantado de todo, inclusive reconociendo que ….no todo está mal, hay carreteras, hay vías, hay más orden en el sector público, hay mejores escuelas….pero no a un precio tan alto NO ME TOQUES A MIS HIJOS…NI UN CORREAZO MAS!

    • Pucha que le han aguantado varias! Cuando las enumeras así todas juntas… Pero creo que en esta de la Herencia… o da marcha atrás o le va a costar caro.

Los comentarios están cerrados para este artículo.